Sí, es posible una buena comunicación con su gato. Los gatos son criaturas inteligentes y, aunque no pueden expresarse con palabras, pueden comunicarse con el lenguaje corporal y los sonidos. Estos signos de comunicación son consistentes en todas las especies.

¿Sabías que cuando un gato dice «miau» está apuntando a un humano y no a otro gato? Significa que tu amigo enojado está tratando de comunicarse contigo. Tal vez tu gato esté feliz de verte o quiera una golosina. Es una forma de que los gatos llamen tu atención. Esto está bien siempre que no sea excesivo. Podría convertirse en un hábito en el que el gato comience a «maullar» por la noche, perturbando su sueño. No sería bueno para tu salud. Preste atención a su gato durante el día, especialmente antes de salir de la casa y después de regresar del trabajo. Presta atención a tu gato cuando la necesite. Dormirás mejor y tu gato estará mucho más feliz.

¿Sabías que los gatos usan tanto como usan los sonidos para comunicarse con los humanos? Puede parecer limitado a los miles de sonidos de voz que hacen los humanos, pero los sonidos que hacen son muy significativos para ellos. Sin embargo, si pueden expresar su punto de vista utilizando ciertos tipos de lenguaje corporal.

Si tu gato comienza a morderte la pierna, definitivamente está buscando tu atención. Este tipo de comunicación también se puede ver en los perros, ya que saltarán sobre ti para llamar la atención y querrán dar un paseo después de que llegues a casa del trabajo.

Comprender cómo se comunica tu gato contigo también será bueno para su salud. A veces, un gato intentará decirte que quiere dar un paseo. Hacer que tu gato camine es bueno para su salud y la tuya. Quizás tus gatos necesiten cambiar la arena para gatos. Sería bueno para la salud de tu gato y posiblemente para la tuya. Tal vez tu gato esté tratando de decirte que hay un gato o un perro rival cerca. Los perros también te alertarán si un perro rival está cerca o si algún tipo de peligro está cerca con ladridos. El ladrido de su perro será muy distinto, al igual que cualquier sonido de voz de su gato.

Hay muchos recursos en Internet que pueden enseñarte cómo comunicarte con tu amigo furioso como un gato o un perro. Estos recursos pueden ser gratuitos, pero otros le permitirán comprar la información. Algunos de estos recursos se pueden comprar en la librería local o en la biblioteca de su ciudad natal.