¿Cómo limpiar correctamente nuestro bebedero para gatos?

Sin duda alguna mantener desinfectada el área donde nuestro gato se alimenta es indispensable para mantener la buena salud de nuestra mascota.

Muchas veces nos confiamos al observar que el bebedero de nuestro gato está limpio, sin embargo, es el gato quien ha estado lamiendo las paredes del bebedero hasta dejarlo prácticamente limpio, y este es el momento en donde empiezan los problemas.

Como seguramente ya sabes, es importante cambiar el agua y desinfectar el bebedero al menos 2 veces al día, ya que esto evita que nazcan parásitos en el agua estancada, y que la comida residual en la boca del gato no se quede en el agua por horas y cree bacterias.

Ya que conoces las consecuencias de no limpiar adecuadamente el bebedero del gato, a continuación te mostraremos cómo limpiarlo correctamente.

¿Cómo limpiar correctamente el bebedero del gato?

Para empezar, debes comprar un bebedero fabricado de un material hipoalergénico, es decir, uno que no genere reacciones alérgicas a tu mascota.

Es importante que el bebedero sea lo suficientemente ancho para que los bigotes del gato no choquen contra los bordes del recipiente, ya que esto les causa mucha sensibilidad y dejarían de usar el bebedero.

Limpia el bebedero de tu gato en 5 simples pasos

Paso 1. Vacía el bebedero en su totalidad

Al vaciar el bebedero, debes limpiarlo con papel higiénico y no con la mopa de fregar los utensilios de cocina. Esto se hace con el fin de remover todos los fragmentos de comida que se alojan en la boca del gato.

Paso 2. Remójalo en agua caliente

Luego de desinfectar el recipiente, te recomendamos llenar el bebedero con agua hervida, esto con el fin de purificar y eliminar cualquier bacteria que haya quedado escondida.

Paso 3. ¿Tienes un bebedero en forma de fuente?

Los bebederos con forma de fuente tienen otro tipo de limpieza, alguno de estos equipos incluyen un cepillo que se utiliza para remover por dentro cualquier residuo que tenga su sistema de agua. En caso de no contar con ese cepillo debes comprarlo por separado.

Luego de cepillar el recipiente, es recomendable realizar el mismo paso anterior; remojar con agua hervida para así esterilizar el bebedero.

Paso 4. Secado extremo

Algunas bacterias que se encuentran en el recipiente, son realmente fuertes y logran sobrevivir a la humedad, por eso te recomendamos secar correctamente el bebedero.

Aunque parezca algo extremo, es conveniente colocarlo al sol y así exponerlo al calor por un par de horas antes de utilizarlo nuevamente.

Paso 5. Almacenamiento

Por último, es importante mencionar que tanto el bebedero como el plato de comida del gato, se deben almacenar lejos de los utensilios de nuestra cocina.

Ten en cuenta que, aunque hayas lavado correctamente el recipiente esto no es recomendable, ya que podrían transferirse bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud de todos en casa.