Si bien es cierto que hay un dicho universal que dice “vivir como perros y gatos”, el cual expresa que, debido a su naturaleza, la convivencia entre estos seres es casi imposible.

Sin embargo, la verdad es que nuestras mascotas si pueden tener una buena relación, siempre y cuando se respeten y se limiten ciertas reglas para cada uno. Por ejemplo, la invasión de uno con respecto al otro en su área de descanso, zona de comida, camas de dormir, etc.

Así que si quieres conocer algunos consejos esenciales para mantener la buena convivencia entre tu can y tu felino, te invitamos a llegar al final de este artículo.

Además aclararas preguntas frecuentas como ¿Puede mi perro y mi gato utilizar el mismo bebedero? ¿Cómo puede convivir un perro y un gato?

¿Cómo mejorar la convivencia entre perros y gatos?

En general los perros y gatos son mascotas sociables y debemos entender que su naturaleza y comportamiento son diferentes.

Es normal que ocurran roces que puedan originar enfrentamientos, e incluso que alguno tenga temor del otro.

Si ambos no están acostumbrados a convivir desde cachorros, puede que se originen ciertos problemas de convivencia. Para ello es necesario darles un tiempo de adaptación.

3 Consejos para mejorar la relación entre tus mascotas

El primer acercamiento es importante

Si por suerte tienen un amor a primera vista no tendrás muchos problemas, pero en la mayoría de las ocasiones tendrás que esperar por una adaptación progresiva, esto puede durar varios días o incluso semanas.

Habilita espacios para cada uno en el hogar

Ahora bien, en caso de que quieras ingresar a otra mascota en casa, debes preparar anteriormente un espacio para él, que el lugar de descanso esté separado mientras las mascotas empiecen a tolerarse y compartir olores.

Separa los areneros

Los areneros deben estar ubicados considerablemente uno del otro, ya que si se encuentran muy cerca puede que alguna de las dos mascotas no quiera evacuar en su caja de arena por incomodidad de olor ajeno.

Recompensar el buen comportamiento

Los perros en comparación a los gatos, tienen diferentes comportamientos. Por eso es conveniente darle un trato preferencial, acostúmbralo a darle alguna golosina y siempre acariciarlo.

¿Pueden los perros y los gatos beber del mismo bebedero?

Aunque el perro pueda comer alimento de gato e incluso beber del mismo bebedero sin ocasionar problemas de salud, el gato no puede comer alimento para perros. Esto se debe a que faltarían algunos nutrientes necesarios para la alimentación completa que requieren los felinos.

Por lo tanto, se recomienda que cada uno tenga su plato para comer y beber por separado, ya que esto podría evitar conflictos entre las mascotas. Además, el bebedero para perros normalmente suele ser muy pequeño para los gatos.

Cabe destacar que, lo que se conoce comúnmente como bigotes de gato, también recibe el nombre de vibrisas. Y estas son de mucha sensibilidad para los gatos, por tanto, si un bebedero es muy angosto puede incomodarle y no seguirá bebiendo agua.

En resumen, te aconsejamos que tengas dos o más bebederos en casa si tienes perros y gatos. También recuerda mantener siempre una buena higiene, ya que esto ayudará a prevenir enfermedades y gozar de la compañía de tus mascotas por muchos años.